miércoles, 7 de mayo de 2014

Tutorial cuello bebé y mil perdones :D

Hola!

Siento mucho el abandono al que he sometido el Blog estos días. He estado bastante ocupada preparando con mucha ilusión y esfuerzo mi stand en el  Blythecon Barcelona, como muchas sabréis :D.

Pero para compensaros un poco mi ausencia os he preparado un super tutorial con algo que mucha gente me viene pidiendo desde hace tiempo. Un tutorial explicando como coser cuellos así que ahí vamos:

1. El primer paso es dibujar dos veces el cuello en un trocito de tela. si el cuello tiene un extremo redondeado el cuello será bebé.si los dos extremos son rectos el cuello quedará más camisero o de pico. Una vez que el cuello esté dibujado cortamos un segundo trozo de tela de las mismas dimensiones del trozo donde hemos dibujado los dos cuellos.



(sorry por la foto que se ve muy borrosa)







2. Enfrentamos los dos trozos de tela y los unimos haciendo un pespunte por la marca del dibujo del cuello. En este paso os recomiendo que useis una longitud de pespunte corta, entre 2 y 1 mm, y si vuestra máquina tiene regulador de velocidad, a una velocidad lenta para evitar pespuntear dentro y o fuera de la línea.








3.El siguiente paso que daremos es cortar los cuellos de la pieza de tela inicial, dejando un margen de unos 3 ó 4 mm aproximadamente. En la parte en la que el dibujo del cuello hace un ángulo recto haremos un corte oblicuo cerca de la costura.











4. Volvemos sobre sí mismos los cuellos con la ayuda de un retira cutículas o algún objeto similar que no tenga punta y pueda romper los cuellos, evitad tijeras puntiagudas. Con el retira cutículas hacemos especial hincapié en los bordes de cada cuello para que las costuras queden lo mas abiertas posibles.











5. Una vez vuelto los dos cuellos los planchamos concienzudamente y los unimos con una pequeña puntadita en el centro.

















6. Llega el momento de poner el cuello sobre la prenda que queramos. El cuello se puede colocar en cualquier momento de la confección siempre y cuando el delantero y las partes traseras estén unidas. en este caso yo he preferido poner el cuello una vez que el vestido está casi terminado.  Para asegurarnos de que el cuello quede bien centrado tenemos que guiarnos por el dibujo del vestido y acordarnos de hacer una pequeña marca cuando estemos marcando el patrón en la tela indicando el centro del vestido.
Con la ayuda de un alfiler sujetamos el cuello en el centro del vestido.























7. Unimos el cuello con el escote del vestido con un hilván de un color que contraste con el cuello.















 8. El siguiente paso es enfrentar el vestido con el forro con el que vamos a cerrar el mismo.

Realizamos el mismo procedimiento que con el cuello. Por la línea de costura marcada en la tela unimos con un hilván con un hilo que contraste con el vestido.

Tras esto pespunteamos la línea de costura nuevamente con un largo de puntada de 1'5 o ó 2 mm.






















9. Una vez unidos con el pespunte la prenda y el fondo usamos un corta hilos para quitar el pespunte. Si algún hilo se resiste podemos ayudarnos de unas pinzas para sacarlo, es muy efectivo. 
Una vez eliminados todos los restos del hilván, le damos la vuelta a la prenda y quitamos el hilván que hicimos para sujetar el cuello.







10. Tras asegurarnos de no haber dejado ningún resto de hilván con unas tijeras de zig-zag cortamos la línea de corte bastante próxima a la costura. Si no tenéis tijeras zig zag podéis realizar este corte aun más cerca de la línea de corte con una tijera convencional y usar fray-check o una puntada de sobrehilado para evitar que la tela se deshilache. También es importante que no nos olvidemos de hacer los pequeños cortes oblicuos en los extremos de la prenda, como se indica en la foto.






11. De nuevo con la ayuda del retira cutículas volvemos la prenda haciendo especial hincapié en abrir las costuras lo máximo posible.

12. Como detalle opcional y para cerrar el forro, podemos sujetar ambas partes, forro y prendas con un hilván y realizar un pespunte a lo largo del escote y la línea de espalda.


Finalmente con la ayuda de la plancha asentamos el cuello planchándolo hacía abajo. Para facilitar esta parte podemos sujetar el cuello con hilvanes. 









Y así es como yo pongo los cuellos, se suele decir que cada maestrillo tiene su librillo. Yo he probado muchas técnicas que al fin de cuentas son bastante parecidas a éstas pero de todas este método es el que mejor me ha funcionado. 

Espero que os sirva!  

Si tenéis dudas o queréis proponerme algún tema para un tutorial siempre que esté relacionado con la costura o algún patrón específico o simplemente queréis hacerme alguna recomendación mándame un e-mail o deja algún comentario bajo esta entrada.


Nos vemos muy pronto!!


4 comentarios:

  1. Genial!!! por fin un tuto bien explicado, yo para los cuellos soy un desastre y a eso súmale que los hago a mano :S ¡Gracias mil amorcillo!

    This is Emily

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a darle duro. A mano si haces un pespunte pequeñito y bien apretado seguro que no tienes problema y te queda perfecto!

      Eliminar
  2. Perfecto , muy bien rematado y muy bien explicado!!!
    yo la verdad es que varío la técnica en función del grosor de la tela y del diseño de la prenda , pero esta está genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo como solo hago ropita de muñeca suelo usar siempre la batista para los cuellos es muy raro que use otro tipo de tejido por eso siempre hago lo mismo :D

      Eliminar